¿Que son las creencias?

 

Tus creencias son una “verdad” tuya, es decir es algo que para ti es si o si verdadero y en lo que te apoyas para ser la persona que eres y hacer lo que haces.

Esto no quiere decir que esa verdad sea algo imprescindible en tu vida.

De hecho puedes cambiarlo en el momento que quieras. Lo que sí es cierto, es que esa verdad es con la que ahora funcionas en tu día a día.

Por ejemplo si yo digo: “Creo que soy muy vaga”, puede ser o no verdad, pero es algo que yo pienso de mi misma.

Seguramente me lo he ido creyendo con el paso de los años,  con lo cual todo lo que hago, explica esa creencia.

 

¿Cómo se colocan en nuestro inconsciente las creencias?

 

Las creencias dependen mucho de las situaciones que hemos vivido en nuestra vida. Lo que hemos comprendido aunque no se haya dicho, de lo que nos han dicho y de lo que nos decimos actualmente al respecto. Clic para tuitear

Te pongo un ejemplo para cada una de estas situaciones:

 

1. Lo que hemos vivido:

 

Quizás cuando eras pequeño escuchabas en casa que los niños y los jóvenes son unos irresponsables y unos vagos, aunque no fuera dirigido a ti.

Puede que te lo hayas creído completamente y ahora mismo te encuentres pensando eso mismo de tus hijos.

 

2. Lo que hemos comprendido de una situación:

 

Si cuando eras pequeño o adolescente en tu casa tu madre te hacia la cama todos los días y te preparaba todo sin que tu tuvieras que ocuparte de nada, puede haber quedado dentro de ti una sensación de invalidez o comodidad relacionada con la vagancia.

Ya que había alguien que se responsabilizaba por ti de las cosas y tú te mantenías al margen de ello sin darte cuenta de si te afectaba o no.

En este caso un posible significado subyacente para el protagonista podría ser una sensación de incapacidad para valerse por sí mismo.

 

A veces las situaciones no nos afectan de manera consciente, pero de si de manera inconsciente. Clic para tuitear

 

Es interesante revisar el significado que tuvo para nosotros algo que hayamos vivido y que está vinculado a alguna creencia que nos limita.

 

3. Lo que nos han dicho:

 

Si directamente te decían que eras un vago. En esta situación es evidente porque te lo has creído, te lo han dicho y lo has incorporado en tu vida durante largo tiempo.

 

4. Lo que nos decimos al respecto:

 

¿Qué te dices tú?, ¿Tienes un dialogo interno que te lleva a confirmar tus creencias o por el contrario sueles revisar todo aquello que te chirria un poco?.

¿Para qué nos sirven las creencias?

 

Aunque te parezca mentira, las creencias tienen una utilidad: sirven para confirmar todo aquello que hacemos. Si yo creo que soy vaga voy a actuar como tal, y mi creencia explica mis actos.

Es importante saber cuáles son nuestras creencias, ya que a veces esas creencias son limitantes y no nos ayudan a avanzar en la vida. Clic para tuitear

Más bien al contrario cuando pierden la utilidad para la que fueron creadas, ya no nos sirven para nada y hay que plantearse un cambio de las mismas.

Volvemos al ejemplo anterior.  Si de pequeño te decían que eras vago, seguramente te librabas de hacer algunas cosas: quitar la mesa, hacerte la cama, estudiar para algún examen, etc. Con esa creencia “soy vago”, te librabas de hacer algunas cosas y esa podía ser una utilidad de esa creencia, librarte de ciertos trabajos.

¿Qué ocurre ahora en tu vida con esa creencia? Imagínate que ahora te propones emprender, pero claro eres vago, con lo cual te falta la capacidad de trabajo necesaria para poder emprender con éxito y ahí estas, estancado y sin poder emprender porque eres vago.

Está claro que en este caso tienes que revisar esa creencia, y si ves que ya no te sirve o que te obstaculiza para conseguir tus objetivos, cambiarla por una que te empodere y te lleve a tu destino.

Creencias Bea Vindel

 

¿Y las creencias se pueden cambiar?

 

Claro, de hecho las has puesto tú ahí por diferentes circunstancias, cómo has visto más arriba. Algunas veces de manera menos consciente que otras, pero igual que las has colocado, las puedes quitar y cambiar por otras.

De hecho es algo muy sano que puedes hacer para tener  la vida que quieres y un correcto desarrollo personal.

Además muchas veces, esas creencias se han colocado ahí un poco por obligación de la situación que has vivido, con lo cual tienes todo el derecho del mundo de cambiar lo que no te gusta o no te funciona.

 

¿Cómo las cambio?

 

Para cambiar una creencia, primero hay que identificarla y definir si te ayuda o no a conseguir lo que quieres. Si no te ayuda, hay que averiguar qué función cumplía o cumple en la actualidad.

Una vez identificada la función de la creencia, hay que ver cómo suplir esa función de otra manera, o ver si ya no necesitas esa función que cumplía la creencia.

Volvemos al ejemplo del niño vago. A ti te servía el ser vago para librarte de hacer algunas cosas.

Si quisieras seguir librándote de hacer algunas cosas sin ser vago, tendrías que inventarte otra cosa, por ejemplo: Yo no hago las cosas porque soy cómodo.

Esto sería menos limitante y te bloquearía menos si quisieras emprender. Podrías decirte algo así: Me cuesta un poco hacer las cosas porque soy cómodo, aunque mi compromiso con mi proyecto me lleva a ser más trabajador.

Estos adjetivos, son sólo ejemplos para contextualizar los conceptos que explico ;).

Creencias Bea Vindel

Ejercicio para cambiar creencias

 

Ahora vamos a por el cambio de la creencia. El proceso sería el siguiente:

  1. Primero identifica la creencia.
  2. Cuando la tengas identificada pregúntate:
  • ¿Es cierto siempre?
  • ¿De dónde viene esa creencia, cuando se generó?
  • ¿Cómo te sientes con esta creencia, sientes que sigue formando parte de ti y que la necesitas?
  • ¿Cómo te ayuda o te ayudó esa creencia?
  • ¿Con que nueva creencia podrías cambiarla?
  • ¿Con esa nueva creencia, podrías llegar a tu objetivo?

Resumiendo…..

 

cambiar creencias consta de tres partes: identificar la creencia, ver qué función cumple y cambiarla si es limitante.

Aquí puedes ver el vídeo de este artículo:

 

¿Qué cómo lo ves, has identificado alguna creencia que te bloquea?, ¿Vas a cambiar alguna creencia que ya no es útil para ti?, explícame cómo te va y que ves durante ese proceso de cambio.  Me encantará saber de ti 😉

Te mando un abrazo fuerte y un SI SE PUEDE!

Puedes construir la vida que quieres, es cuestión de empezar a tomar conciencia de uno mismo y de lo que somos.

P.D. Comparte esta información en tus redes sociales, si crees que puede ayudar a más personas a encontrar buenos resultados en su proceso de desarrollo.

 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar