El Bypass espiritual y sus riesgos

 

El Bypass espiritual es un concepto que está muy de moda últimamente. Este término lo acuñó el psicólogo americano John Welwood.

Se refiere a la incapacidad de mirar a nuestras necesidades cara a cara y pasar directamente a un plano espiritual sin tener en cuenta nuestras emociones y sin responsabilizarnos de nosotros mismos cómo seres humanos en desarrollo que somos.

Que es el Bypass espiritual

 

Tiene que ver con la evitación del dolor y el hecho de no mirarnos a los ojos directamente para resolver nuestros conflictos internos.

Obviar estos conflictos y directamente pasar al plano de la espiritualidad, olvidándonos de nuestras necesidades más profundas y de nuestras emociones.

Te pongo un ejemplo: tu pareja te ha dejado y en lugar de sentir dolor o/y tristeza y elaborar el duelo, empiezas a pensar cosas cómo: Será para bien, las cosas pasan porque tienen que pasar, si pasa esto es porque me espera algo mejor, etc…

Está muy bien que pienses todo esto, pero antes tienes que analizar la situación que has vivido y permitirte sentir las emociones que sientes.

Valorar que parte de esa ruptura es responsabilidad tuya y hacer los cambios oportunos en tu vida para desarrollarte cómo persona.

Ahora hay muchos “gurús” muy enfocados en este tipo de dinámicas que realmente no te van a ayudar a construirte cómo ser humano completo.

Lo que consigues con el bypass espiritual es obviar tus necesidades transpersonales y no aprender a enfrentarte a ti mismo ni desarrollarte de verdad. Clic para tuitear

 

Miedo a enfrentarte a la realidad

 

El bypass espiritual es tan frecuente últimamente, porque hay mucha gente que pasa directamente del desarrollo personal a la mentalidad de la “felicidad absoluta”, sin tener en cuenta que no es posible estar siempre feliz.

Hay momentos de dolor que también cumplen una función.

Cómo he explicado en otros artículos sobre emociones, el evitarlas es un error. Y el hecho de no enfrentarte a ti mismo y a tus conflictos internos, tarde o temprano te va a pasar factura.

Todo lo que en tu vida se queda sin resolver, siempre vuelve, por eso mismo porque necesita ser mirado y ser resuelto y “pasar” de ello, te aseguro que no es la solución.

A menudo una actitud pasiva, suele ser un parche poroso que va dejando salir poco a poco, o a veces incluso de golpe todo aquello que no has resuelto.

Te aseguro que no se va a resolver solo, ni con una frase del tipo “si ha pasado es porque tenía que pasar” sin hacer nada más.

¿Qué ocurre cuando tienes un problema físico que no resuelves?, ¿Que al final siempre acaba volviendo verdad?. Si te duele un brazo porque tienes una contractura muscular y no vas al fisioterapeuta, al final se acaba convirtiendo en una lesión más grave.

Pues contigo pasa lo mismo. Si hay una parte de ti que evitas mirar porque te duele hacerlo o porque no sabes cómo solucionarla, créeme va a volver una y otra vez a tu vida hasta que aprendas a resolverla, esa es la función del desarrollo personal: aprender a superarnos a nosotros mismos.

La idea es que aprendas a gestionar el dolor y tus conflictos internos y no que los evites, ese es el verdadero desarrollo personal.

Riesgos de caer en el bypass espiritual

 

Cómo has ido leyendo, si te dejas llevar por el bypass espiritual, no vas a poder resolver ninguno de tus conflictos internos, ni vas a conseguir aprender a identificar lo que sientes ni cómo gestionarlo.

Lo único que vas a conseguir es permanecer medio adormecido en tu dolor, y que sigan pasando en tu vida las cosas que no te gustan.

Sin enfrentarte a ti mismo, sin saber cuáles son tus capacidades, y sin poder sanar todo lo que hay en ti.

Además si no te haces caso a ti mismo, significa para tu inconsciente que te estás abandonando, con lo cual te aseguro que tu autoestima se va a ver resentida sin que apenas te des cuenta.

Es como si estuvieras anestesiando tu dolor una y otra vez sin resolver nada en ti.

Esto es bastante peligroso, ya que como te he comentado antes, todo lo que no solucionas vuelve para ser solucionado.

Así pues si aún te sigues diciendo frases del tipo: “no pasa nada, la vida es sabía y hay que tener siempre una sonrisa” o “el Universo me lo traerá todo, yo no tengo que hacer nada”, revisa si con estas frases estás evitando mirarte a ti mismo o algún tipo de dolor pasado.

Si es así empieza a plantearte un cambio de actitud y un trabajo de desarrollo personal de verdad, que te lleve a dónde quieres estar, porque el Universo tiene mucho trabajo y es mejor que seas tú el que empiece por tí mismo 😉

Lo humano y lo divino

 

Hoy en día hay muchos “gurús” que hablan de la espiritualidad, el universo y la superioridad del ser humano.

Quizás han hecho un trabajo profundo en sí mismos y están en otra fase muy diferente a la tuya.

Si esto es así quiere decir que llevan muchos años trabajando en sí mismos de manera profunda y no evitando el dolor, es decir, que detrás de esta actitud debería haber un trabajo profundo de desarrollo personal y de descubrimiento.

Si simplemente evitan el dolor, en serio, eso no es un trabajo profundo y dudo que su ayuda te vaya a servir de algo. Y esto lo sé por propia experiencia.

He conocido a muchos “vendedores de humo”, que te dicen frases hechas como las que te he comentado anteriormente y el único trabajo que han hecho esas personas es crearse un personaje de “ser superior” que está por encima del bien y del mal.

En el fondo están igual que los demás, sin resolver nada en sí mismos y vendiendo una imagen falsa y desvirtuada al desarrollo personal, que es algo mucho más serio y profundo.

Así que no te creas todo lo que te dicen, si detrás de un “ser divino”, no hay un trabajo personal profundo, no es desarrollo personal de verdad, es simplemente un personaje sin desarrollar que no te va a poder ayudar, ya que esa persona no ha hecho el recorrido por sí misma y no conoce el camino.

 

Tú eres tú y nada más

 

¿De verdad crees que el universo te lo va a traer todo sin más?, ¿Conoces a alguien cercano a ti que haya conseguido algo sin tener que hacer absolutamente nada?.

Sin hacer un cambio de actitud, un cambio de hábitos y un trabajo de desarrollo personal, es muy difícil conseguir algo.

Simplemente es una cuestión de cómo procesa tu cerebro la información.

Para tener una buena vida, necesitas tener pensamientos asociados a esa vida que deseas tener y una buena gestión emocional.

Además tu archivo inconsciente, que es el que dirige tu vida, tiene que estar enfocado a conseguir los objetivos que te has propuesto.

Si tu archivo está obsoleto y no has hecho un trabajo de identificación y revisión de lo que has ido guardando, seguramente este archivo ya no te sirva para tu vida actual.

Revisarte a ti, a tu archivo y a tu gestión emocional, es lo que te va a ayudar a conseguir la vida que deseas.

Si le pides al universo algo, pero tu archivo está mal reconstruido no vas a conseguir nada. Clic para tuitear

La idea es que tengas un buen auto conocimiento de ti mismo y una correcta autogestión, desde ahí sí que puedes actuar y conseguir lo que deseas, pero si solo pides sin hacer nada y tu archivo sigue sin revisar, va a ser difícil que llegues a algo productivo.

En realidad lo único que vas a conseguir con una actitud de evitación de ti mismo es generar más frustración.

Ya que vas a ir viendo que no consigues nada de lo que deseas tener y a la larga vas a sentirte decepcionado y desconfiado de cualquier proceso de desarrollo.

 Si le pides al universo algo, pero tu archivo está mal reconstruido no vas a conseguir nada.

Aprender a mirarse a los ojos

 

Si todo esto está muy bien, ¿Pero cómo me miro a los ojos?. Si, no te voy a mentir mirarse a los ojos inicialmente no es tarea fácil (puedes leer mi post para aprender más sobre el tema), pero al final es la única solución.

Realmente lo que te produce pavor a la hora de mirarte a los ojos es que no sabes muy bien que te vas a encontrar y qué hacer con ello, es decir, cómo lo vas a gestionar.

En este caso te recomiendo que vayas poco a poco. Primero aprende a identificar tus emociones, luego empieza a indagar en tu propia historia personal, en lo que has ido guardando de esa historia y en la interpretación que has hecho de ella.

Cuando tengas identificada toda tu historia, averigua que es lo que a día de hoy te funciona y que es lo que no te funciona.

Se trata de que puedas cambiar todo aquello que a día de hoy has percibido que es disfuncional en tu vida.

Tus creencias limitantes, tu gestión emocional errónea, tus hábitos tóxicos, etc.

Que poco a poco vayas cambiando aquello que no te lleva a dónde quieres estar.

Si empiezas a hacerlo poco a poco verás cómo en unos meses tienes mejores resultados de lo que te imaginas.

Es solo cuestión de ponerse manos a la obra.

Resumiendo…

 

  1. Olvídate de frases mágicas y Universos paralelos que lo hacen todo por ti. Tu desarrollo es cosa tuya y de nadie más.
  2. No se puede cambiar algo sin hacer nada, para ver cambios hay que implicarse y tener un cambio de actitud.
  3. Hay que aprender a mirarse a uno mismo de verdad, en eso se basa el desarrollo personal serio.

 

Aquí te dejo el enlace al vídeo de este artículo:

 

 

 

¿Has pensado ya cómo vas a empezar a mirar en tu interior y cambiar lo que no te convence?

Me gustaría saber cómo te va ese cambio y que te encuentras por el camino.

PD. Comparte esta información en redes sociales, si crees que puede ayudar a otras personas que están siendo víctimas del bypass espiritual sin darse cuenta. ¡Gracias!

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar