Cómo tu Autoestima te puede ayudar a tener mejores relaciones

Las relaciones personales, nos ayudan a llevar una vida más placentera, a tener una experiencia del amor completa y estar más conectados con nosotros mismos y con los demás.

Si tienes una buena autoestima, va a ser más sencillo para ti que te puedas relacionar con los demás desde tu propia paz interior y sin exigencias externas.

Sin darnos cuenta, tendemos a pedir a los demás lo que no tenemos en nuestro interior, y esto a la larga nos perjudica a nosotros mismos y se repercute en nuestras relaciones.

 

Las relaciones y la autoestima

 

¿Cuántas veces te has preguntado si realmente estas pidiendo algo a los demás que deberías proporcionarte tu mism@?.

Es muy frecuente que nos relacionemos desde una baja autoestima y que sin darnos apenas cuenta, pidamos a los demás parte de las carencias que tenemos en nuestro interior.

¿Si no eres capaz de amarte a ti mismo, crees que puedes amar a los demás con completa libertad?. Tu sabes que es difícil, y además es aconsejable tener una buena relación contigo mismo para luego poder tenerla con los demás.

Si te amas, te respetas, te valoras y además eres consciente de lo que te puedes dar y lo que puedes dar a los demás, tus relaciones van a ser de calidad. Clic para tuitear

 

Ser uno mismo

 

Lo primero es que tienes que aprender a ser tu mism@. Nada de fingir, de posturear o de pretender una forma de ser para relacionarte que no va contigo.

Esto no te va a ayudar a conectar con los demás desde tu auténtica verdad y esencia.

Si finges algo que no eres o te muestras de una determinada manera con el fin de atraer a algunas personas a tu vida, se te puede girar la historia y acabar convirtiéndote en alguien que no eres, únicamente por estar acompañado.

Es mucho mejor ser uno mismo, aceptarse tal cuál y relacionarse con los demás desde esa situación. Es más natural y sensato. Además esta actitud te va a traer muchas más alegrías y bienestar.

 

El amor y tú

 

¿Te has parado a pensar en si realmente te amas?, ¿Te tienes amor de verdad? ¿Y respeto?. Esto es algo bastante importante.

Si dejas lo de amarte para que lo hagan los demás y tú no te quieres, va a ser difícil que te relaciones desde la no exigencia. Ya que algunas veces puede ser que caigas en el error de pedir a los demás lo que tú no sabes darte.

Antes de poder dar algo al exterior, hay que asegurarse de que tú ya eres un buen proveedor para ti de amor y apoyo.

Una vez consigas equilibrar esta parte en ti, conseguirás ver desde otra perspectiva diferente las relaciones, lo que puedes aportar y lo que te pueden aportar.

Lo primero es tener tu vaso lleno y lo siguiente es llenar el vaso de los demás. Parece simple, pero a veces anteponemos las necesidades de los demás a las nuestras y es cuando suelen darse las relaciones de dependencia o con toxicidad.

 

El amor y los demás

 

Una vez hayas revisado el amor que te das y tengas tu vaso medio lleno, es hora de mirar afuera.

Solo si te amas y te respetas de verdad, podrás tener relaciones de calidad. Clic para tuitear

La mayoría de nosotros (por no decir todos), solemos proyectar en los demás nuestras historias sin resolver y lo que no nos gusta de nosotros mismos.

También solemos demandar todo lo que no nos sabemos dar y muchas veces lo hacemos desde la exigencia.

De esta manera es complicado tener relaciones sanas, profundas y duraderas. Las relaciones requieren de un juego entre las dos personas y de un grado de conciencia elevado para que funcionen.

Esto implica conocerse a uno mismo, saber gestionar nuestras emociones y tener en cuenta las necesidades de la otra persona.

Practica el autoconocimiento para saber quién eres y lo que puedes aportar a los demás, la humildad para ser capaz de mirar hacia dentro sin culpar a los otros de tus historias, y la responsabilidad para trabajarte a ti mismo y dar lo mejor en cada momento.

relaciones bea vindel 2

La utilidad de las relaciones

 

Aunque no lo parezca, las relaciones tienen una utilidad, por lo menos así me lo parece a mí. Las relaciones son muy útiles para saber más sobre ti.

Nos movemos por patrones de conducta similares que están registrados en el inconsciente (esta es la famosa ley del espejo), con lo cual, ten por seguro que te relacionas con personas muy parecidas a ti en algunos aspectos.

Puedes utilizar ese chivato para solucionar tus propios conflictos internos y cambiar todas esas cosas que no te gustan de ti mism@.

Cada vez que veas algo de otra persona que no te agrada, revisa si también está en ti. Si lo identificas podrás cambiarlo rápidamente y lo habrás visto gracias a relacionarte con otra persona que te lo está mostrando.

Otra pista: si hay algo que te produce envidia de otra persona, es porque ya está en ti de manera potencial. Solo tienes que mirarlo y poner todo de tu parte para explotarlo más.

Es fácil, simplemente párate a pensar en lo que ves en los demás y contrástalo contigo mismo, si lo haces, encontraras muchas más pistas de las que piensas para auto conocerte.

 

Conócete mejor

 

El la misma linea del párrafo anterior, si utilizas las relaciones para sacarte más partido a ti mismo, te vas a dar cuenta de que todas son igual de útiles. Incluso las tóxicas te pueden dar pistas de aspectos de ti que no te gustan o que quizás rechaces.

Por otro lado, todo este autoconocimiento que puedes desarrollar, te va a ayudar mucho a saber quién eres y lo que te gustaría recibir de los demás.

El conocerse a uno mismo, nos ayuda a tener más consciencia de quiénes somos y de lo que podemos conseguir por nosotros mismos y de cómo nos queremos relacionar.

Podrás darte cuenta de si por ejemplo eres una persona dependiente emocional, que necesita aprobación externa o por el contrario nunca tienes en cuenta las opiniones de los demás.

El auto conocerte te ayudará a saber si tienes conductas tóxicas que pueden estar dañando tus relaciones. Así podrás solucionar y reajustar tus acciones para tener unas relaciones más sanas.

 

La autoestima como punto de partida

 

Un punto interesante de partida para tener relaciones saludables, es obviamente la autoestima. Si te quieres a ti mism@ y te valoras, es más fácil que te relaciones con los demás desde el amor y la igualdad completa.

No exigirás a tu entorno cosas que ya te puedes proporcionar tu y seguramente te será más sencillo ser justo con los demás y darles amor de manera desinteresada.

Piénsalo, si te quieres a ti mismo de una manera saludable, seguramente habrás aprendido a darte amor, a darte todo lo que necesitas y a no caer en dependencias emocionales o relaciones tóxicas que no te aportan.

Con lo cual desde esa posición es mucho más sencillo pedir de manera justa, amor, atención, dialogo, límites, etc.

La autoestima te ayuda a ti y a relacionarte con los demás.

 

Aquí te dejo el enlace al vídeo de este artículo:

 

Resumiendo…

 

Tener una buena autoestima es básico para tener unas relaciones de calidad.

Auto conocerte te va a ayudar a saber quién eres y lo que necesitas de los demás, además las relaciones que nacen desde una buena autoestima suelen ser más profundas y saludables.

Las relaciones en sí, te pueden ayudar muchísimo a conocerte más y a saber quién eres y lo que necesitas. Relaciónate siendo tu mism@, es algo que puede garantizar el éxito en tus relaciones.

¿Qué vas a empezar a hacer para tener una mejor autoestima y mejorar tus relaciones?

 Me gustaría saber que pones en marcha para ir hacia este objetivo.

Comparte en tus redes sociales si crees que esta información puede ayudar a otras personas a tener una mayor autoestima y a relacionarse mejor. ¡Gracias!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar