¿Cómo eliges al terapeuta que mejor te va a ayudar?

 

Elegir un buen terapeuta es imprescindible a la hora de iniciar un proceso de crecimiento personal.

Ya te has dado cuenta de que necesitas cambiar algo en tu vida que no funciona y estas dispuesto a dar el paso, es en ese momento en que estas más receptivo para elegir y acertar.

Sobretodo, utiliza tu intuición y la sensación de “feeling” que tienes con el terapeuta”, es muy importante a la hora de tomar una decisión.

El Desarrollo personal es un cambio profundo

 

Antes que nada, te diré que para mí un proceso de desarrollo personal, implica un cambio muy profundo a todos los niveles, ya que si sólo cambias la conducta o las emociones, tarde o temprano tus bloqueos se pueden volver a reactivar.

Teniendo en cuenta la inversión de tiempo, dinero y esfuerzo que conlleva un proceso de crecimiento personal, creo que vale la pena hacerlo de manera profunda y completa.

Claves para elegir al terapeuta

 

Dicho esto, ahí van algunas pistas que yo he tenido en cuenta cuando he acudido a un coach o un psicólogo y aspectos que yo misma tengo en cuenta con mis clientes:

Terapeuta comprometido con su profesión

 

Tiene que ser alguien que esté realmente comprometido con su profesión, que le guste de verdad y que a poder ser sea su misión de vida, es decir a lo que ha venido aquí.

Todos sabemos que cuando algo nos encanta ponemos el corazón en ello, con lo cual si le encanta su profesión va a ser un profesional implicado de verdad con él mismo y con sus clientes.

La empatía es importante

 

Tiene que tener empatía, es decir lo importante en la sesión eres tú, ni sus historias, ni sus ejemplos, ni sus anécdotas, eres tu quien contrata sus servicios, así que el tiempo completo es para ti, para lo que quieras contar y lo que quieres solucionar.

elegir terapeuta Bea Vindel

La honestidad de un terapeuta

 

Tiene que ser muy honest@, debe comunicarte en cada sesión cómo está yendo el proceso y no alargarlo si realmente tu no lo necesitas.

Está claro que el ritmo de trabajo lo marcas tú y eres tú quien decide si quiere ir más rápido o más despacio, pero considero que hay que ser honesto con el cliente y si tiene capacidad para llevar un buen ritmo de trabajo, hacérselo saber y avanzar con fuerza.

Para mí y según mi propia experiencia, un proceso de trabajo profundo suele estar en torno a las 10 sesiones, aunque esto puede variar algo según cada persona.

Ha librado ya algunas batallas consigo mismo

 

Bajo mi punto de vista un buen profesional del desarrollo personal, es alguien que ha librado ya algunas batallas consigo mismo y que ha ayudado a algunos clientes.

Esto quiere decir que no sabe sólo la teoría, si no que ha puesto en práctica en sí mismo la mayoría de cosas que ha aprendido, me refiero a que ha hecho un proceso de desarrollo personal consigo mismo profundo.

Te preguntarás porque considero que esto es importante, te pongo un ejemplo: Imagínate que quieres contratar a un cocinero para dar una fiesta multitudinaria, al puesto optan dos profesionales, uno de ellos tiene muchos estudios a sus espaldas, pero nunca ha cocinado y el otro no tiene estudios, pero lleva años cocinando.

¿A quién contratarías antes y porque?.

La respuesta es clara: al que ha cocinado, puesto que ya tiene experiencia y sabe que funciona y que no funciona, además ha probado todos sus platos consigo mismo y con más gente y sabe cómo son las reacciones.

Con un profesional del desarrollo personal, pasa lo mismo, si ha probado consigo mismo el desarrollo, tendrá identificadas muchas emociones, muchos bloqueos, muchas creencias, etc.

En definitiva tendrá herramientas y experiencia de sobra para explorar, identificar y acompañarte en tu cambio.

El terapeuta: ¿Psicólogo o Coach?

 

Para mí no depende del título si no de la forma de trabajar.

En teoría un psicólogo es un profesional más preparado a nivel de formación para ayudarte con traumas emocionales y bloqueos y un coach está más enfocado a la consecución de objetivos.

Pero en realidad depende de la experiencia de cada persona, la manera de trabajar y su especialización.

Quizás lo más importante es que tú identifiques que quieres trabajar y en base a eso busques un profesional que te pueda ayudar con las características que tú necesitas.

Trabajo profundo y duradero

 

Cómo te he comentado en la introducción de este artículo, es importante trabajar lo que sea a nivel profundo y no quedarse sólo en la superficie.

Con superficie me refiero a modificar sólo conducta o sólo emoción, para mí un trabajo completo aborda emoción, conducta, archivo inconsciente, toma de conciencia y hábitos.

Creo que es un trabajo completo que una vez realizado es fácil que ayude a cambiar de verdad tu vida.

Si sólo cambias tu conducta por ejemplo y no cambias las emociones que se asocian a esa conducta, es posible que estés dejando parte de tu archivo inconsciente intacto y volverá a venir esa historia que creías superada. Clic para tuitear

Para mi profundizar implica cambiar todo lo que te esta des empoderando y crear un nuevo archivo completo, con una nueva comprensión de la realidad, nuevas emociones, nuevos hábitos y una conducta diferente a la habitual.

Un automatismo saneado y funcional para ti. Si, lleva trabajo y algo de tiempo, pero es muy productivo y bastante definitivo salvo casos excepcionales.

elegir terapeuta Bea Vindel

Perder el miedo a enfrentarse a uno mismo

 

Otro factor importante para elegir a un profesional, es que sea claro contigo y que te vaya mostrando los cambios que necesitas hacer.

Ocurre muchas veces, a mí también me ha pasado sobre todo cuando me inicié en el desarrollo personal, que nos da miedo enfrentarnos a nosotros mismos porque no sabemos que nos vamos a encontrar.

Es lógico, el miedo se activa cuando no tenemos herramientas.

La idea es que tu miedo vaya desapareciendo a medida que consigues tener tus herramientas, y aquí tu terapeuta tiene que ser hábil para ir llevándote de la zona de confort a la de expansión sin caer en la temida zona de pánico. Clic para tuitear

Es decir tiene que ir poniendo delante de ti las situaciones a cambiar e ir haciendo que tú mismo vayas encontrando tus herramientas para ese cambio.

Espero que estas 7 claves, te ayuden a encontrar a un buen profesional que te acompañe en tu proceso de desarrollo y que juntos podáis desmontar esos bloqueos que ahora mismo te limitan.

Hay muchos profesionales muy comprometidos con su trabajo y con sus clientes, pero también hay algunos que tienen mucha teoría y poca práctica autoconsciente y desde ahí, bajo mi perspectiva es difícil acompañar a alguien, ya que al no haberlo vivido, es difícil identificar algunas de las causas o disparadores de los bloqueos que tenemos.

Es interesante tener en cuenta  la práctica personal, la trayectoria de vida del terapeuta y la calidad de sus sesiones.

¿Que opinas, tienes ya algunas claves que te pueden ayudar a elegir un terapeuta que te ayude?

Cuéntame cómo te va y si te ha resultado o no difícil esta búsqueda.

Ánimo con tu cambio y a por todas.

Un abrazo fuerte.

P.D. Comparte esta información en tus redes sociales, si crees que puede ayudar a más personas a tener buenos resultados en su proceso de desarrollo.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar